24 jul. 2008

El Espejo

Te miraste en el espejo
y tu imagen ya no estaba.
Solo había una sombra deformada.

Era el espejo maldito,
el que te muestra lo que no quieres ver.
El que refleja las profundidades de tu ser,
la oscuridad que se apodera de ti,
la que te transforma en esa sombra.
La que no sabías que eras,
la que no creías que existiera.

Eras parte de ese oscuro vacío que sentías,
no querías... pero no había forma de evitarlo.
Sólo debías aceptarlo.

No había otra salida,
tampoco pensabas buscarla.
Aceptaste el desafío.
Te convertiste en noche.
Abandonaste la luz…
te internaste en las sombras!!

No hay comentarios: