15 jul. 2008

La Bestia Negra vs el Sol (la otra versión)






















Y el Sol que se supo retado no comprendió la razón,
antes de asomar sus rayos, antes del amanecer,
pensó, divagó, meditó, ¿la bestia cenizas merece ser?
la misma que lloró bajo el canto de la sirena?
la que por armas me muestra rencor ¿porqué?
pánico ¿a qué?, nostalgia y lujuria, tal vez, y
por supuesto su negro corazón.
No, no hará cenizas ni de su alma oscura, trizas,
no será el sol quién reduzca a polvo a la bestia,
imposible cargar con la culpa que hasta el llegaría,
pues quién las lágrimas de la sirena secaría?,
quién se resistiría a su quejar y lamentar?
¿cómo va el sol a acariciar cada día
la piel de aquella que ama a quién el eliminó?
No, no acepta el reto el sol,
y cubriéndose de neblinas, envuelto en manto de nubes...
el sol amaneció pero no hirió, no dañó.




La Bestia Negra sabe que no hubo vencedor.
No comprende de las nubes su labor.
No entiende que hay portentos en el firmamento
Moviéndose por los encantos de su amor.

Elucubración animal:
Se percibe en el ambiente la magia marina,
La brisa le cala en los huesos y siente algún ligero estupor.
Sus vértebras convulsionan nuevamente,
por esa extraña sensación...
sus arterias palpitan aceleradas desde su índigo corazón.

Un presentimiento le indica que la guerra con el Sol...
No tendrá ya, algún momento...
Los haces menguantes del amanecer no provocaron daño
Los rayos disminuidos del sol aún, pudieron calcinarle
Y no sucedió.

Viene a su memoria :

(La Bestia se ha rendido a la vorágine del mar
Y apasionado enreda sus suspiros en las olas.
La Sirena las recoge todas y las besa sin más
Llevará algunos de esos besos al fondo del mar.
Con los finos granos de arena los mezclará
Soplará en ellos y a la Bestia Negra llegarán.”)

Al haber enredado sus suspiros en las olas
Al recogerles la Sirena, al besarlos,
Al llevarlos al fondo del mar,
Al mezclarlos con la arena,
Al soplar en ellos la magia de su pasión
Al retornar a la Bestia....
El prodigio del Amor Oceánico le inmunizó
El Sol (quien nunca fue su enemigo) no le dañará jamás.

El beso aqcuasalino que la Bestia recibió,
es el portento que su sombra protegió.
La Bestia Vampiro será un animal diurno

No hay comentarios: