21 jul. 2008

La paz de la tragedia


Qué miras desde tus mañanas imposibles?
Qué es lo siguiente que vuela a tus palabras?
Para que te formas, si no hay nada tras la barra?
Deja que la luna que se pose en donde quiera.
Trágatela, ocúltala o venérala desde tu sillón envidiable y envidioso.

Si ella no te mira, es que no existe!!!

Invidentes hablando de miradas tibias.
Pregoneros del canto sin voz.
Enjuiciadores sin ley.

Qué saben los corazones negros
del desespero de no saber...de no querer...de no poder...del amor vacío.
Nada!

Qué sería del Universo con sólo amor?
Lo mismo!
El sol se cae, la luna se desvanece
y los suspiros no hacen nada.
No habrá quien luche, quien respire,
quien vea más allá de los crepúsculos clavados en el alma.
El firmamento se nubla, se enfría,
se oscurece delicadamente
y el rinconcito de la Soledad me invita a llover entre Tinieblas.

Lloverán frívolas gotas de sangre y hiel.
El amor se quedo en el sueño.
Ya reina la paz de la tragedia.
Infinito placer!

No hay comentarios: