13 jul. 2008

Nacimiento vampírico


Envuelto en espesa bruma el visitante nocturno ha llegado,
cubriendo con su capa negra un cuerpo desfigurado,
un rostro de duras facciones y los colmillos ensangrentados
por haber desgarrado la carne de las victimas que ha encontrado.

No ha logrado calmar su sed, a pesar de haber disfrutado
el placer de saber que ha su paso el terror va sembrando.
Solo podrá saciarla cuando absorba las últimas gotas
del ser que ha seleccionado para en la eternidad acompañarlo.
Y decide visitarlo…

…………………

La penumbra reina en la habitación cuasi vacía,
en la cual espero todas las noches tu visita.
He cubierto los espejos, las cortinas han sido corridas
las velas están encendidas…

A través de gélida habitación te deslizas
y aunque no logro verte, percibo tu aroma, intuyo tu sonrisa.
Te acercas despacio atravesando el oscuro cuarto
Te detienes junto a mí,
ha llegado el momento de satisfacer tu sed,
de culminar el trabajo que has estado realizando

Reclinas tu cabeza, a mi cuello la acercas,
clavas tus colmillos, desgarras mis venas
absorbes lentamente, disfrutas, saboreas…
los resquicios de vida que aún me quedan.

Se está agotando el tiempo…
Se va consumiendo la noche…
Ha llegado el momento…

Levantamos nuestras copas…
Bebemos de mi sangre las últimas gotas…
Disfrutando de este brindis macabro,
festejando que el final ha llegado…

La eterna vida en las tinieblas he comenzado…

No hay comentarios: