29 ago. 2008

Corazón muerto

Te veo y solo hay una sombra.
Una visión oscura, tétrica.
Solo un remedo de lo que eras.
No existe vida ni alegría.

Tu rostro demacrado,
hundidas las mejillas.
Tu mirada sin vida.
La boca, un rictus amargo.

Tu cuerpo quebrado,
atravesado por el dolor
que inflingieron a tu espíritu.

Tus ojos cansados
ya dejaron de ver
la herrumbre de tu alma.

Ya no tienes corazón.
Está muerto.
No late, no siente…
Solo hay garra
presionando la nada…

No hay comentarios: