27 ago. 2008

Cristales negros


Un agua pestilente se evapora en mí:

Es un cristal negro cayendo de los ojos...
se vuelve quebradizo en la faena de caer
y una vez caído, pudre el suelo.


La carne se me va estrujando
Y la daga no llega...
no llega el verdugo,
se ha pospuesto para otro mejor momento.


La agonía de saberse de antes muerto
es extasiante, un estruendo
y mi aspecto tétrico sigue expectante.

Me gusta esa sensación...
esa adrenalina de saber que la vida, es un paso a la muerte.

No hay comentarios: