17 ago. 2008

Solo la Nada


Ha llegado el fin de los tiempos,
el momento en que desgarras tu coraza.
El vacío más profundo te rodea,
te absorbe y consume tu alma.

El manto del olvido no puede cubrir el dolor,
se muere la ilusión y pierdes la razón.
Se comprime tu pecho hasta que ya no queda aire,
solo vive el dolor.

Viviste en una burbuja
creyéndote tu propia farsa
y cuando ésta estalló,
te diste cuenta que no sos nada.

Te cubres con la piel de la indiferencia
pero bajo ella,
el tumulto de sentimientos te marea.

Tu mundo giró de cabeza,
todo lo que creías no existe.
Es la eterna patraña de la vida,
que siempre te castiga.

Y lo único que puedes pensar
es que no eres nada de lo que creías ser.
O será al revés?
Que te lo quieren hacer creer?
Que te quieren lastimar
aunque ya no exista llaga sin sangrar.

Sientes tu alma atribulada.
La confusión y la angustia te acompañan
Sólo logras preguntarte:

Para qué sentirlo todo?
Es mejor sentir solo la nada.

No hay comentarios: