3 ago. 2008

Un penar impío...un perder el alma


He roto mi palabra.
La desmembré y me hizó bien.
Se ahoga mi alma.
La muerte me sienta bien.

Luego entonces maté el silencio;
más repudio la piedad en mi ventana,
rechazo el amor implorado e inoportuno,
reniego a la misericordia del mañana,
y me sumerjo en mi propio abandono.

Es mi penar, un penar impío
un envidiable y trágico trauma,
una duda, una pérdida y un vacío
es el Infierno, es perder el alma.

No hay comentarios: