21 sept. 2008

Erotismo en negro


Siendo nigromante,
desde la magia siniestra
seduzco la niebla en tus ojos.

Cual ciervo agonizante,
la carne convulsiva muestras
y aún pálida, cumples mis antojos.

Se ha teñido en carmesí tu semblante,
desde tu seno mórbido mi piel secuestras
y ésta hórrida posesión, fabrica orgasmos rojos.

No hay comentarios: