8 sept. 2008

La loba continúa...


"Bajo la cómplice mirada siniestra de la Luna llena, la Noche gélida y sepulcral ha idealizado un conjuro, un ritual negro para mostrarlo al mundo; pretende dar forma y vida al esplendor de las tinieblas...quiere que la condena del cielo toque la tierra, que se arrastre en el suelo y lo vivo o no vivo, tiemble.

Quiere que el vuelo tétrico de los seres sin forma y volátiles, tengan rival en la corteza amniota de la animación dibujada por la Mentira Total. Solo a la nocturnidad le corresponde la magia negra, la alquimia del dolor y también la seducción metamórfica le pertenece.

La Noche le ha vuelto la espalda al hombre y la brutalidad ostentosa de sus pensamientos, en el agudo filo de sus dedo índice asolará la animalidad de los mortales.

Desgarró el paso tiritante del viento y le arrancó sus gemidos, el eco deprimente de uno de ellos le llamó la atención y lo llevó al crisol malévolo del firmamento. Enseguida degolló al mar y en el chisporroteo de su sangre espumosa, succionó la savia de las olas yertas y lo escupió en aquel recipiente. Sin misericordia alguna llevó sus garras a las entrañas de la tierra y extrajo aún palpitante la silueta esquelética y sombría de alguna anima desconocida. Desde el otro lado de la Luna, la Noche envió a un siniestro emisario (una deidad olvidada por la Luz) para que furtivamente le robará fuego incandescente al Sol. Todo este repertorio fue amalgamado en el godete negro y de la erupción tortuosa nació la peor pesadilla jamás pensada.

Un ser blanco, peludo, feroz y cuatrípedo llamado Licán respiraba. El nuevo ser hórrido y salvaje, tenía la nefasta virtud de adoptar en agonizante transformación la forma que quisiera y ésta, generalmente era la de una hermosa, insinuante y turgente mujer. La hembra-bestia fue tatuada con plata, el cuerno de la luna estaba en su oreja. Para recordarle su origen, la Noche le concedió la amarga seña de los cuernos de la Luna en su yugular....y mil pesadillas.



Basado en la Loba de Lunita

No hay comentarios: