22 sept. 2008

Nadie lo sabe...nadie lo sabrá


Llueve...caen gotas a pedazos del alma,
Traspasa el lacrimal, la pupila se desgarra,
vierte la pena al abismo...trozos de cristal.

Se arranca la congoja haciendo puzle sin forma,
y el dolor, el gran dolor desencaja las piezas,
grito silenciado...jamás deberá ser escuchado.

Se parten las manos, no agarran ya
no hay dedos que puedan aferrar,
la llaga se ha hecho dueña del todo.

Lágrima...agua...sal
escurriendo a la desesperación,
nadie lo sabe...nadie lo sabrá.

No hay comentarios: