2 oct. 2008

Un vampiro sueña


“Lo Anormal
Vampiro y transformación.

No es normal.
Algo le pasa a mis colmillos.
Sangran a través de las palabras y sufren de insolación.

No es nada normal.
Varias de mis formas he perdido sin siquiera hablar. Y en un acto abominable hasta puse la calefacción. Incluso olvide el sarcófago y me sepulte ayer en el colchón.

En lo absoluto esto, no es normal.
Mi espantoso rostro he visto esta mañana en un cristal. Y... qué demonios le paso al hueco donde expulsé el corazón?. Regeneración. Realmente me estoy deteriorando y no encuentro la razón.

Verdaderamente nada es normal .
Me pesa la capa, las garras me aprietan, y me siento tangible…material. Si hasta un hediondo y deforme Cuervo compite en mis macabros vuelos y confunde a mis víctimas…ya ni siquiera me tienen temor. Por otro lado, un par de aberrantes y tórridas constelaciones me hacen parangón.

Es denigrante dejar de ser normal.
Un rostro mil y un veces enmascarado diabólicamente, la vista gacha, el anonimato ahora parece tan trivial. Ahora mismo mi letra da la impresión de no ser parte de mí; y no hiere, no sufre, no provoca odio…ni siquiera ironía, burla, risa…mucho menos terror o conmoción. Lo extraño…
Lo verdaderamente anormal y acibarado es que me empiece a gustar esta sensación.

Lo anormal es normal.
El vampiro no es humano…pero puede soñar”

No hay comentarios: