16 nov. 2008

Negro corazón


Negro mi corazón, de sangre mi llanto.
Oscuras las heridas que laceran la piel en llagas sangrantes,
y supuran la hiel que de mi alma se nutre y crece.

Dolor…
¿Qué es eso?
Solo el placer de quienes gozamos de ello.

Tortura…
¿Qué es eso?
Solo el regocijo de sufrir,
de hundirnos lentamente en el vacío.

Infierno…
Gloria de aquellos que disfrutan viendo el sufrimiento
y la desesperación de quienes creen que hay un cielo.

Me inundo de las oscuras letras,
clavo una daga en ellas
y dejo que manen su negra esencia.
En ella ahogo el fantasma en que me he convertido.

Y danzo una fúnebre melodía
mientras los cuervos se alimentan
de la pútrida carne que cubre mis huesos.

No hay comentarios: