28 nov. 2008

Sucio desvelo


Noche tenue lentamente,
te descubres al soñar,
siente al menos nuestro llanto,
lejanía del lugar.
Siniestro andar quiero,
une a tí mi desvelo,
manto de turbia agonía,
sangre sucia la mía.
Escucha el grito perdido,
no es placer, es dolor
¿no oyes los gemidos?
y tú ¿crees qué ésto es amor?
Deja pues en libertad,
los susurros del llorar,
los desgarros de tu voz,
el olvido del temor.

No hay comentarios: