28 ene. 2009

Entre el odio y el amor


El vampiro busco las notas preñadas de sangre y musgo.

Había un hueco falso en la pintura de la sala. Le observaban.

Una mirada incendiada rompía el caos de la estancia y posibilitaba aquella armonía criminal en la que la luna oferta estertores y seduce a los sedientos. La mirada era una corola de escalofrios y odio pasional. La niña tras aquel lienzo tenía tanto rencor en sus pestañas, como amor en sus entrañas. Estaba enamorada de aquel sin forma que le robará antaño la virginidad de su garganta... y lo odiaba por el olvido en que le dejo su ser palpitando en la invisibilidad y angustia inmortal.

La eterna palidez del otrora arcángel, muerto con la luz y siniestro se había convertido en la decisión tétrica de permanecer cerca de su ausencia.

Un Cuervo extraño, más negro que la noche y más fiero que su graznido, se había introducido en la habitación y volaba hacia el brazo extendido del Vampiro. Éste, con la otra mano comenzó a acicalar sus desgarradas alas y con sus dedos recogió una gota sanguinolente que escurría de su pico y se la llevó a los labios.

La niña convertida sintió celos del pajarraco infernal y deseo estar en sus plumas.

La intuición y el instinto en todos los presentes, propició el terrible suceso subsecuente...

La niña dejó su ojo pegado en el orificio de aquel dibujo, el Vampiro impulso el vuelo del ave y ésta última surco el breve espacio que le distanciaba de la mirada confundida entre el odio y la pasión...

Un segundo después regresaba el grajo con su amo y depositaba en sus garras el hermoso ojo de fuego...

La niña no se percató del dolor, pues su sonrisa era fiel reflejo de su anhelo cumplido...

El vampiro llevaba, en sus salvajes manos la mirada que tanto le amaba y que tanto le odiaba...al menos por breves segundos, la niña no le quitaría el ojo a su amor vedugo.

2 comentarios:

liza giannina c. danceanu dijo...

MUY BUENO EL BLOG... LOS ESCRITOS ME ENCANTARON...
ESPERO SIGA EL DELEITE

SWEET+HEROINE

El gato escondido dijo...

Gracias por disfrutar con nuestras letras.