21 feb. 2009

Lágrimas de muerte


He paseado descalza por mis memorias,
cada una enterrada bajo una lápida,
entre tumbas de recuerdos olvidados,
cerca del lago de los llantos perdidos.

Allá dónde la lágrima hace camino al abismo
he dejado de nuevo una huella en la huella,
un dedo, una flor, un beso en cada sombra.

Un navío sin rumbo se ha anclado,
crisálida hilada con telarañas del pasado,
sin eclosión, sin nada.

Hace tiempo ví la última mirada,
los ojos pidiendo compasión,
las pupilas antes del adios,
escuché el final de una voz,
toqué el languidecer y lloré.

Acaricié un crisantemo,
fuí tañir de campanas,
sonata de fúnebre cortejo,
vestí negra capa,
porté guadaña,
fuí mortaja
y muerte vestida de dama.
(©Scb)

2 comentarios:

Sara dijo...

que lindo,
los escribes tu?
estan muy buenos :)

El gato escondido dijo...

Gracias Sara, este si lo escribí yo, pero otros no, somos varios en esta familia de tinieblas, gracias.
Al final de cada poema puedes ver quién lo publicó ese es el autor.
Un saludo.