14 jun. 2009

Rencor Inmortal II (Arrepentimiento)


Proscrito y vagabundo con la mirada turbada en las cuencas bermellón,
dando tumbos entre fiebres de remordimientos antiguos,
rogando a la oscura noche que aún tu alma me guarde,
¡Princesa de mis tinieblas!

Tantas veces he soñado que de nuevo me engendrabas,
he caminado errante por los siglos de los siglos,
aferrado a aquél instante en que el temor hizo mella
y de mis manos traidoras una hacia el sol te elevó.

Juro que fue la ceguera, la vanidad de saberme tu dueño,
la perdición que en locura hizo de mí tu verdugo.

La noche, la noche que entre tus alas, entre tus negras membranas,
bajo tus puntas marfiles, tus fauces de hambrienta inmortal
entregué mi yugular, mis venas débiles y violáceas
al instinto devorador, cálido, embriagador del hechizo del vampiro,
la noche en que fui tuyo comenzó mi nefasta y cruel traición.

Saberme objeto en deseo de tus más siniestros sueños,
hacerme de ti y al hacerme, ser de tu condición,
hizo latir en mi entraña el corrosivo anhelo
de ser más que tú, por encima, sobre ti, ¡tu dueño!

No quisiste ceder, no ofreciste sumisión,
me crecí, ¡orgullo!, endiosado vampirismo,
egoista, egocentrismo...
Y empuñando la venganza hice fuego en tus arterias,
cenizas de la misma sangre que me dió la vida eterna...

Han pasado tantos años, tanto tiempo desde entonces,
aún sollozo sin consuelo, la congoja me arrebata,
me atraviesa con su lanza y ya no me quedan lágrimas,
¡Princesa de mis tinieblas!

Qué me trague la tierra, qué mi alma no tenga perdón,
qué todos los venenos me invadan con su aguijón.

No, no, no puedo dejar de morir una y mil veces mil,
la oscuridad bien lo sabe, qué daría lo que fuera
por tenerte junto a mi.

Me arrodillo ante tu tumba, te suplico
y un zumbido, lejano y maldito,
me grita: ¡fuera de aquí!

Desterrado y vagabundo,
sigo errando por el mundo,
noche a noche, solitario,
esperando que alguna vez
princesa de mis tinieblas,
alguien te devuelva la vida,
que yo, mezquino y cobarde,
miserable, te robé. (©Scb)

No hay comentarios: