20 dic. 2009

Arrancarte de mi ser


Como un grito exhalado en la última cresta del horizonte,
como voz en el filo de la noche incipiente,
te abres hueco en mis rendijas y entras con tu mármol,
con tu glaciar arrogante arrojándome tus excusas.

Hago de mis manos giro dando comienzo al Requiem,
la guadaña por batuta y las alas abiertas en cúpula,
arrastrando los negros sedosos allá donde dejes tu huella
para cicatrizarte en el agujero de estas cuencas que ya no te miran.

Un rumor se acrecienta estalactitando mi alma, hielo infierno,
pero no me daré por vencida, no me resigno a tus astillas,
si hace un siglo te añoré cual se sostiene en arrullo una frágil melancolía,
ya no, ya no derramo cristales, mis pupilas son candiles fulgurando iras.

Ahora es la hora de arrancarte de mi ser,
de meter los dedos cadáver en este mi pecho aún latente y
en un último aferre a tu pálpito, besarte por última vez
mientras te entrego a las hienas del olvido.

Un orgullo hace presión en mi estampa,
dos pasos y respiro, profundo y lento,
mi mano esparce tus pedazos,
cenizas al abismo, un leve suspiro y...resucito,
allá abajo, las fieras siguen devorando.   (©Scb)

1 comentario:

Vampiro del Infierno dijo...

Me enkanto el escrito..

Me daré el tiempo de leer tu blog..

Saludos from Hell