2 jun. 2010

Orquídeas negras


“He concentrado todas tus endebles noches
en las cavernas incendiadas de mi memoria.

Para no saber jamás, más nada.

Todo el acopio de los más perversos ímpetus
se amparan en el anverso de mi alma perdida.

Para no sentir jamás, más nada.

He acumulado todas las maldiciones del mundo
en cada deplorable intersticio de mi historia.

Para no querer jamás, más nada.

Todos los infiernos acapararon mi pensamiento
y se proyectan sus demonios desde mi mirada.

Para no ver jamás, más nada.


Pero no sabría qué hacer si mutan las sombras
y desde las tinieblas, aparecieran en su lugar
cientos de orquídeas funestas y amargas.

Habría un suicidio masivo en mis negras palabras
y el crepúsculo de sangre dejaría de ser mi hogar…





Viviría eternamente y se me acabaría la nada."

2 comentarios:

Acerbatus Funus Amatore dijo...

Su poesia es hermosa me gusto muchisimo

Yo intento tambien de escribir algunas de mis mas pbscuras muertes pero es muy raro que alguien comente

Espero siga escribiendo pues me gustaria admirar mas de su funesto trabajo


Att: Cadaver C:=

El gato escondido dijo...

Acerbatus, agradezco tu presencia, lectura y comentario, si escribes, no lo dejes en intento...la rareza de ser comentado no es única, hasta hace poco muy pocos dejaban comentarios por aquí, no te ensimismes en eso, lo importante es escribir, transmitir lo que uno siente, ahí es la primera gran satisfacción si luego añades que alguien lea y encima sienta algo al leer, eso no tiene precio, eso es lo máximo...escribir y leer, luego si quien leyó (algunos somos tímidos) saca valentía o gusta simplemente de comentar pues se agradece de corazón siempre...así que muchas gracias.

No he visto si tienes blog, pero lo miraré (dame tiempo) y me pasaré a leer (y si me atrevo en quebrar lo tímido...comentaré). Saludos.