5 jul. 2010

En pie de lucha



"En el límite de las ideas para los mortales, encontré que no sirven, que son como un insano amasijo de necedades para quien consiente del Gran Fraude su gran mentira.
Luz. Palabra más simple, más falsa, más alevosa y atropellada. Bien podría llamarse pus y sería la misma letanía edenisíaca. La discriminatoria nota que murmura su estridencia entre su génesis de sombras. El hoyo blanco. El devorador de mundos plenos de penumbras. Mundos reales, mundos puros y no banalidades, emociones, sentimientos, contactos, deferencias y vulgaridades.
La luz es una sábana blanca para cubrir la sangre traslúcida inmortal. El apogeo de un acto vil e infame que en la inmediación la volvió repudio azabache. Como si eso fuera un tatuaje! Una seña más… y el hambre, la sed, la indolencia, la soledad, la senda errante…

Depongo mis maldiciones para el sol y sus astros adyacentes. Mentirosos! Le han usurpado su hegemonía a la Tinieblas! Heptagrama de aranas encumbradas en Bethel: Qué, Quién, Cómo, Cuándo, Por qué, Dónde, Cuál…

Yavhé...

Y le dijo a mi padre: Luzbel.
Vaya contradicción, vaya desfachatez…

Afortunadamente seguimos en pie de lucha…

Y despertando..."

2 comentarios:

dalira dijo...

Complaciente escrito,disfruto mucho leer sus escritos, mis cordiales saludos.


A.C

El gato escondido dijo...

Gracias Dalira. Un abrazo.