5 jul. 2010

Vampirología 5 (Tercer acto Dorian)


Tercer Acto:

Exhortos

"Por la sumatoria de todos los negros galardones y potestades que el hacedor de las Tinieblas me ha conferido por ser mi hermano de origen, por el honor de portar la más antigua sangre refutante y de pureza infausta, hago mi votos a la masacre, a la hecatombe y a la sanguinaria desaparición de la fémina-sombra-némesis y su cortejo de rústica iconoclastía y zalamería redicha.

Me autocongrego en soledad para pronunciar la invocación del salvaje espíritu de la Nada y de mis congéneres siniestros catapultados a los universos del aborrecimiento y del desprecio.

Yo lanzo este alarido a las márgenes de Aradia y a los siete abismos, a todas las simas infernales y a las aguas oscuras y pestíferas del olvido.

Que los aires acompañen mis gritos incendiados en la furia con el aullido pavoroso de la bruma.

Que el pavor les venga a los detractores en el espinazo y que todos los siglos pasados y pesados en sangre inocente toquen sus ínfimas fibras trémulas.

Escuchen la voz inmortal y sufran el colapso irremediable de sus vacuas arterias.


Invoco al Dueño del Silencio Atroz… Vahang Cthulk Antheus, tu hacedor Ingrid.

Invoco a la Eterna y Retorcida Durmiente Negra… Enlith.

Invoco al Carnicero Devorador de la Mentira del Tiempo… Delhi

Invoco a la Gran Sierpe del Horror Colindante… Dissa

Invoco al Monstruo Maldito de Mil Reflejos… Volhg

Invoco al Amo y Señor de los Cuervos y la Muerte… Yo mismo: Dragul

Les invoco para departir funestamente por la sangre impía a punto de derramarse en este sitio virtual.

Escuchen la sentencia:
La ley inmortal requiere el deceso inmediato por decapitación de aquellos detractores del Vampiro Primigenio. Por esa misma ley medioeval se establece la oportunidad de ofrendarse libremente a la cercenación.

Esperaré un sólo día su soberano sacrificio.


Después, la muerte realmente dolerá…

2 comentarios:

El gato escondido dijo...

Cuervo querido, Dorian ¿Qué sería de este blog sin tus magníficas letras? Por eso quiero agradecerte amigo mío del alma tu presencia aquí, tu forma inigualable de escribir y sobre todas las cosas el orgullo que siento de tenerte por amigo mío de mi. Un beso y ¡Gracias Eternas!

El Cuervo y su extraño mundo dijo...

Un beso princesita.
Te quiero!

Smuach!