8 nov. 2010

Miradas que matan



Hay un arrugado belcebú al otro lado del muro,
afila garras, puntas escarpias,
viste muselina arácnida
y gotea baba...espuma infecta en gruta de rabia,
boca injuria, voz afrenta.

Hay un leviatán exaltado,
desatado, alado, osado,
vomitando agravios,
ira agusanada,
corcova encorvando la médula pútrida
de la sinrazón que furia erupciona.

Y hay un tragar palabras desde mi garganta,
un sentir al aire entrar con su calma hasta mi pulmón,
engendrar desprecio, aquí en mis entrañas
y regurgitarlo con mudo silencio,
soberbia horadando mis palmas
con uñas desdén, los puños cerrados.

Y hay pupilas que dañan,
retinas agujas, espejos del alma
que vierten cianuro...

Hay un demonio muerto al otro lado del muro. (©Scb)

No hay comentarios: